Exposiciones

ORLANDO PELAYO: EXILIO Y MEMORIA

ORLANDO PELAYO: EXILIO Y MEMORIA

Planta -1, Edificio Ampliación

De junio a septiembre

Cuando se cumplen cien años del nacimiento de Orlando Pelayo (Gijón, 1920- Oviedo, 1990), uno de los grandes creadores asturianos del siglo XX, el Museo de Bellas Artes de Asturias aprovecha la oportunidad para rendirle un merecido homenaje proyectando una muestra dedicada al artista titulada Orlando Pelayo: exilio y memoria.

Lo cierto es que Orlando Pelayo ya estuvo presente en los inicios de la pinacoteca asturiana que, curiosamente, este año está también de aniversario, pues cumple cuarenta años de andadura. En este sentido, el 19 de mayo de 1980 abría sus puertas el Museo de Bellas Artes de Asturias y, tan sólo quince después, Orlando Pelayo presentaba en las salas de la segunda planta del Palacio de Velarde la exposición Cuarenta años de pintura, 1939-1979.

Otros cuarenta años después, el artista asturiano retorna a este museo a través de una muestra que vuelve a poner en auge a uno de los creadores asturianos más interesantes del siglo XX y de mayor proyección internacional. Lo hará a través de una muestra en la que no sólo estarán presentes algunas de las muchas obras que el Museo de Bellas Artes de Asturias posee sino, sobre todo, por otras procedentes del Museo de Albacete así como de colecciones particulares, principalmente, de aquellas pertenecientes a los familiares del artista.

La exposición mostrará trabajos de diferentes épocas del pintor ovetense: desde pinturas de su conocida serie Cartografías de la ausencia, realizada desde finales de los años cincuenta hasta 1962, hasta otras de las décadas sesenta, setenta y ochenta del pasado siglo, en las que unos personajes espectrales inmersos en ambientes inquietantes característicos del artista darán muestra de su particular e interesantísimo quehacer artístico.

La pintura de Orlando Pelayo, caracterizada por la agilidad, la espontaneidad y la fuerza, con un juego constante entre el color y la materia, supone un ejemplo riquísimo de la pintura de la segunda mitad del siglo XX siendo su autor uno de los exponentes más interesantes dentro del conjunto de creadores asturianos de entonces.

 

Pelayo

Asturias en el recuerdo (1959). Óleo sobre lienzo, 50 x 73 cm.