Inauguración de la exposición Donación de Plácido Arango Arias al Museo de Bellas Artes de Asturias

Esta tarde a las 19 horas tendrá lugar la presentación en el Museo de Bellas Artes de Asturias de la Donación de Plácido Arango Arias, realizada en 2017, a la pinacoteca.

La muestra, fruto de esa donación, ofrece un recorrido por el arte español desde el siglo XV hasta finales de la pasada centuria a través de un espléndido conjunto de 33 obras maestras. El fondo complementa de forma efectiva la colección permanente del Museo tanto en lo concerniente al arte antiguo como al contemporáneo.

La exposición permite rastrear la evolución de la historia del arte en nuestro país desde el período tardogótico, representado por el espectacular Retablo de la Flagelación o las tablas de Juan de la Abadía el Viejo, hasta las últimas tendencias del siglo XX, encarnadas por una selecta nómina en la que sobresalen las piezas de Pablo Palazuelo, Equipo Crónica, Juan Muñoz y Cristina Iglesias. Entre medias, destacan obras del siglo XVI como las de Juan Correa de Vivar, Juan de Juanes y Luis de Morales, al tiempo que se registra el arte de los focos barrocos madrileño y sevillano mediante importantes lienzos de Jerónimo Jacinto Espinosa, Francisco de Zurbarán, Juan de Valdés Leal y José Antolinez, entre otros.

La Donación ocupa por completo la planta baja del Palacio de Velarde, distribuyéndose hasta 29 obras entre su patio y las dos salas anejas. Mientras, otras cuatro piezas, entre las que se cuenta el gran retablo, están instaladas en el Edificio Ampliación, insertas en el discurso de la exposición permanente (atrio y planta 2 -salas 26 y 27-). La muestra quedará abierta al público general mañana día 26 a las 10:30 horas.

Nueva programación del Bellas Artes (Enero-Abril 2018)

El Museo de Bellas Artes de Asturias ha presentado esta mañana su nuevo Programa de Actividades para los meses de enero a abril de 2018.

Esta completa programación cuatrimestral está organizada, como viene siendo habitual en la pinacoteca, en torno a cinco ejes: exposiciones, obra invitada, conferencias, cine y un variado programa de actividades educativas para escolares, profesorado, niños, jóvenes, familias, colectivos con necesidades especiales, y público general y adulto.

Entre las numerosas actividades que incluye se puede destacar, además de la exposición de la Donación de Plácido Arango Arias al Museo de Bellas Artes de Asturias, que se inaugurará el 25 de enero, otra muestra temporal que lleva por título Arte y Mito. Los dioses del Prado,  cuya apertura está prevista para el 15 de marzo próximo. También llegará, mediado el mes abril, una nueva Obra invitada, que en esta ocasión es una pintura inédita debida al pintor avilesino Nicolás Soria y proveniente de una colección particular que lleva por título El Campeón (ca. 1910). Conferencias sobre las exposiciones y obra invitada y un nuevo ciclo de cine, son algunas de las propuestas que, junto a la amplia programación educativa, complementan este variado programa.

Proyecto ARCHES para personas con discapacidad sensorial y/o cognitiva

El proyecto ARCHES busca personas con discapacidad sensorial y/o cognitiva con las que formar un equipo de investigación. Reflexionaremos, discutiremos y compartiremos nuestra experiencia tanto en el Museo como en otros entornos patrimoniales.
Amigos, familiares o personas de apoyo también pueden venir y aportar sus ideas y opiniones.
La participación en esta actividad y la entrada al Museo son gratuitas. Además, se abonarán los gastos de desplazamiento a aquellas personas que formen parte de este proyecto.
¡Aún quedan plazas! Si deseas más información, escríbenos a: arches@museobbaa.com

 

 

Depósito de la pintura Fisicromías nº 986 de Carlos Cruz-Díez por la Fundación Callia en el Museo de Bellas Artes de Asturias

El Museo de Bellas Artes de Asturias exhibe en la sala 26 del Edificio de Ampliación una pieza depositada por un mecenas en colaboración con la Fundación Callia que completa el discurso, los argumentos y las corrientes artísticas allí desplegadas. La obra, debida al pintor y escultor Carlos Cruz-Díez (Caracas, 1923), uno de los principales representantes del arte óptico y cinético del siglo XX, pertenece a su conocida y longeva serie titulada Fisicromías.

Carlos Cruz-Díez inició su carrera en el campo de la publicidad y la ilustración en América Latina y Nueva York. En 1955 visitóla exposición Le Mouvement en la galería Denise René de París, ciudad en la que se instaló definitivamente pocos años después. Su contacto directo con uno de los cenáculos del arte cinético, le ayudó a moldear su discurso artístico. Su primera exposición individual tuvo lugar en la galería madrileña de Buchholz (1956).

Fisicromía nº 986 (1979) se halla en relación con una serie iniciada y presentada por vez primera en el Museo de Bellas Artes de Caracas en el año 1960. En ella destaca cómo las estructuras revelan diferentes comportamientos y otras condiciones del color. La percepción de la obra cambia en función del desplazamiento del propio espectador, generando atractivas variaciones e incluso proyecciones del color en el espacio.

En esta pieza, diseñada tras casi tres décadas de intenso trabajo, reflejándose este tema, Cruz evidencia su preocupación por la cuestión del color, que siempre concibe como una realidad autónoma a desarrollar en un tiempo y espacio reales, casi en un presente continuo.

Su trabajo está representado en las colecciones permanentes del MoMA, la Tate Modern y Centre Pompidou, entre otros museos.

El Museo de Bellas Artes de Asturias. Ayer, Hoy y Mañana.

En cumplimento con las acciones de visibilidad impulsadas desde el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) para la puesta en valor de la contribución de este organismo a la financiación de infraestructuras públicas, como en el caso de la propia expansión del Museo de Bellas Artes de Asturias, desde el martes 19 de diciembre de 2017 y hasta principios de enero próximo se puede contemplar, precisamente en el vestíbulo del Edificio de Ampliación, la serie titulada “El Museo de Bellas Artes de Asturias. Ayer, Hoy y Mañana”.

La presentación consta de una sucesión de once paneles explicativos donde se condensa, siguiendo un sentido diacrónico y mediante textos y elementos gráficos (fotografías y planimetría), la evolución del Museo desde su apertura en mayo de 1980 hasta el momento actual, haciendo hincapié en su espectacular crecimiento. Así, al tiempo que se esboza el pasado de la institución, se procede a recordar especialmente la importante evolución del equipamiento con la puesta en funcionamiento de la Ampliación, que abierta al público en la primavera de 2015 tras varios años de obras de acondicionamiento fue posible gracias a las ayudas aportadas desde el Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

El Museo de Bellas Artes de Asturias se consolida como centro de investigación de la obra del pintor Aurelio Suárez.

Esta mañana ha tenido lugar en la biblioteca del Museo de Bellas Artes de Asturias, la presentación a los medios de la comunicación de la Donación de diversos materiales, documentación y objetos del artista Aurelio Suárez, realizada en 2017 por el hijo del artista, Gonzalo J. Suárez Pomeda, a la pinacoteca.

Aurelio Suárez (Gijón, 1910-2003) es un artista central en el panorama del arte asturiano del siglo XX, que ha alcanzado además una notoria proyección nacional, como demuestra, por ejemplo, su reciente selección para la exposición Campo cerrado. Arte y poder en la posguerra española, 1939-1953, celebrada en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía entre el 26 de abril y el 26 de septiembre de 2016. Vinculada al Surrealismo su obra, basada en la geometría, la física y la psicología, se extiende sin embargo más allá de los límites de este movimiento de vanguardia.

Gracias a la generosidad de su hijo, Gonzalo J. Suárez Pomeda, se incorporan ahora al principal museo regional la biblioteca completa del pintor, compuesta por 1629 ejemplares principalmente de historia del arte, aunque también sobre ciencia, geografía y literatura. A este lote, se unen otros libros coleccionados por su hijo, destacando los relativos a civilizaciones exóticas. Además, es de gran valor y utilidad la prensa antigua y los catálogos de mano y folletos relativos a la primera etapa de su actividad expositiva, así como todas las noticias reseñadas en relación al pintor hasta el momento presente. Igualmente asociado al mundo de los libros es relevante el fondo de exlibris, que supera el centenar de ejemplares.

Del mismo modo, el Museo incorpora a su registro los útiles de trabajo que empleó Aurelio Suárez para componer su pintura. Así, a sus lápices, pinceles, tubos y lienzos, se unen sus apuntes de color y objetos de uso personal y el baúl de transporte de obras a exposiciones.

Por otra parte, resulta muy sobresaliente su colección de 44 000 postales, en buena medida convertida en objeto de anotaciones por parte de Aurelio. También se conservan las conchas y numerosos objetos de diversa naturaleza que se observan en varias de sus series pictóricas.

El universo aureliano, expuesto de forma permanente con carácter monográfico en la sala 21 del edificio de Ampliación, cuenta ya con medio centenar de obras, entre óleos, gouaches y bocetos, además de otro tipo de obras escultóricas y objetuales que permiten completar la visión del perfil artístico de Aurelio Suárez. Ahora, con estas dos recientes donaciones de sus materiales de trabajo, de numerosos objetos y de tan abundante repertorio documental, se podrá profundizar en mayor medida en el conocimiento de su entorno vital y de su modo de trabajo así como en las fuentes de inspiración del mismo.

Este importante lote de materiales se encuentra actualmente en fase de inventariado, fotografiado y catalogación. Con tan singular y sobresaliente conjunto, el Museo de Bellas Artes de Asturias logrará completar y poner a disposición de los investigadores un archivo dedicado al autor, uniéndose a los ya dedicados por el centro a Luis Fernández y Baltasar Lobo.

Donación Útiles de trabajo de Aurelio Suárez | Fotografía: Marcos Morilla.

Donación Útiles de trabajo de Aurelio Suárez |Fotografía: Marcos Morilla.

Donación | Carpetas de música decoradas y manuscritas por el artista junto a algunas flautas que le pertenecieron |Fotografía: Marcos Morilla.

Donación | Carpetas de música decoradas y manuscritas por el artista junto a algunas flautas que le pertenecieron |Fotografía: Marcos Morilla.

Donación | Libros de Aurelio Suárez | Fotografía: Gonzalo J. Suárez Pomeda.

Donación | Libros de Aurelio Suárez | Fotografía: Gonzalo J. Suárez Pomeda.

Donación | Documentación personal de Aurelio Suárez | Fotografía: Gonzalo J. Suárez Pomeda.

Donación | Documentación personal de Aurelio Suárez | Fotografía: Gonzalo J. Suárez Pomeda.

Donación | Objetos pertenecientes a Aurelio Suárez | Fotografía: Gonzalo J. Suárez Pomeda.

Donación | Objetos pertenecientes a Aurelio Suárez | Fotografía: Gonzalo J. Suárez Pomeda.

Buffalo, Señor de Montmartre de Ignacio Zuloaga

Donación | Objetos pertenecientes a Aurelio Suárez | Fotografía: Gonzalo J. Suárez Pomeda.

Plácido Arango amplía su donación al museo con una nueva obra de José Antolínez

La Junta de Gobierno del Museo de Bellas Artes de Asturias en su reunión de hoy ha aprobado la donación de una nueva obra por parte del empresario y coleccionista Plácido Arango Arias, que se suma a las treinta y dos piezas ya entregadas este mismo año.

José Antolinez (Madrid, 1635-1675), autor representado en la colección del Museo a través de una adquisición efectuada en 2001, es un importante pintor de la escuela barroca madrileña. Su trabajo, interrumpido por una muerte precoz, se inscribe dentro del llamado pleno barroco y su actividad se desarrolló en Madrid principalmente en el tercer cuarto del siglo XVII. Discípulo de Francisco Rizi, su pintura está influenciada por la obra de Tiziano, Rubens (ambos presentes en la exposición permanente) y también por Van Dyck.

El cuadro que ahora ingresa en el Museo responde a los rasgos más característicos de sus telas, donde se plasma su preocupación por lograr entonaciones brillantes además de un característico sentido del movimiento con que dota a sus figuras, habitualmente al servicio de composiciones religiosas, entre las que sobresale el asunto de la Asunción de la Virgen. Aparte de esta temática al servicio de la renovada fe contrarreformista, J. Antolínez llegó a realizar retratos e incluso pinturas de asunto mitológico y hasta escenas de género y algún paisaje, lamentablemente desaparecido.

El lienzo de José Antolínez se une a otros seis espléndidos cuadros del siglo XVII donados por Plácido Arango y que ejecutados respectivamente por Rodrigo de Villandrando, Alejandro de Loarte, Jerónimo Jacinto Espinosa, Francisco Gutiérrez, Juan de Valdés Leal y Claudio Coello, completan cualitativamente la colección ya existente. Así, el fondo procedente de Plácido Arango contribuirá a reafirmar al Museo de Bellas Artes de Asturias como la mejor colección de pintura barroca madrileña existente fuera del Prado.

Por otra parte el Museo está ultimando los preparativos de la exposición dedicada a la Donación Plácido Arango Arias a la que se unirá esta pieza y que será presentada a comienzos de 2018.

Un cuadro de Genaro Pérez Villaamil, nueva Obra invitada del Bellas Artes

El Museo de Bellas Artes de Asturias ha presentado esta tarde su nueva Obra invitada para los meses de noviembre de 2017 a marzo de 2018. Se trata del cuadro de Genaro Pérez Villaamil Procesión de Covadonga, pintado en 1851 y prestado para la ocasión por Patrimonio Nacional (Madrid).

Genaro Pérez Villaamil y Duguet (El Ferrol, 1807-Madrid, 1854) fue el autor más representativo e influyente del romanticismo pictórico en España, que generalizó tras su contacto con David Roberts en 1833. Su fama creció a partir de la publicación del libro España artística y monumental (1842-1850), editado durante su exilio en París y que incluía un notable conjunto de litografías. A partir de 1845 se hizo cargo de la Cátedra de Paisaje de la Real Academia de Bellas Artes de Madrid y continuó cultivando una trayectoria repleta de viajes y exposiciones nacionales e internacionales.

La Obra Invitada aborda el tema del Santuario de Covadonga, lugar que conmocionó al pintor durante sendas visitas (1846 y 1850), siendo previamente objeto de algunos dibujos. El cuadro refleja las influencias del trabajo de Davids Roberts y William Turner.

El autor está representado en el Bellas Artes de Asturias a través de un nutrido conjunto de piezas, especialmente importante en el caso de la obra sobre papel. Así, se conservan veintisiete dibujos, tres estampas y dos importantes pinturas: San Juan de Amandi (c. 1846) y La cueva de Covadonga (1850), ambas expuestas en la misma sala 5, donde se colgará La Obra Invitada. Además, dos piezas sobre papel debidos al artista se pueden ver en el gabinete de dibujo localizado en la sala 10.

En cuanto al lienzo, se expondrá hasta el próximo 18 de marzo en la sala 5 de la pinacoteca, ubicada en la segunda planta del Palacio de Velarde, y en torno a él habrá un intenso programa de actividades, que incluirán visitas guiadas, talleres para familias y una conferencia.

Presentación del proyecto ARCHES

Esta tarde, a las 18 horas, se presenta en el Museo de Bellas Artes de Asturias el proyecto ARCHES, cuyas siglas significan: Recursos Accesibles para Entornos Patrimoniales Culturales. Este proyecto europeo busca crear entornos inclusivos en el ámbito cultural y hacer los museos más accesibles para todos a través de las nuevas tecnologías.

ARCHES es un proyecto I+D+i que está financiado por el programa “Horizonte 2020” y se desarrolla en consorcio entre socios procedentes de cuatro países europeos: Reino Unido, España, Serbia y Austria. El proyecto busca desarrollar nuevos recursos digitales, aplicaciones innovadoras para dispositivos móviles y tabletas, así como tecnologías multisensoriales, para que cualquier persona, independientemente de sus capacidades sensoriales y/o cognitivas, tenga acceso a contenidos culturales de un modo participativo y autónomo.

El proyecto apuesta por una metodología participativa que sitúa las necesidades del usuario en el centro del proceso. Queremos formar un equipo de personas con discapacidad sensorial y/o cognitiva, interesadas en profundizar en nuevas formas de acceder y relacionarse con las colecciones del Museo. Estos usuarios, como miembros del grupo de investigación, al que se pueden unir amigos, familiares o personas de apoyo, descubrirán y profundizarán en nuevas formas de acceso a los fondos del museo, aportarán sus ideas y opiniones y, evaluarán las soluciones tecnológicas desarrolladas por las empresas de tecnología. Los resultados y evaluaciones obtenidas de los grupos de investigación participativa ayudarán a implementar las soluciones tecnológicas diseñadas.

El proyecto comenzará el 9 de enero de 2018 y culminará en octubre de 2019. Si quieres unirte a ARCHES o necesitas más información, no dudes en escribirnos a arches@museobbaa.com o llamarnos por teléfono al número 985.21.30.61

Grupo participativo del proyecto ARCHES en Londres

 

arches - grupo participativo

Grupo participativo del proyecto ARCHES.

arches - materiales - Creación de relieve táctil por VRVis

Creación de relieve táctil por VRVis, © VRVis

 

arches - materiales - Creación de relieve táctil por VRVis

Creación de relieve táctil por VRVis, © VRVis

Grupo participativo del proyecto ARCHES en Londres

Grupo participativo del proyecto ARCHES.

Inauguración de la exposición Construir, habitar, existimar, de Dionisio González

Esta tarde, a las 19 horas, se inaugura en el Museo de Bellas Artes de Asturias la exposición titulada Construir, habitar, existimar, de Dionisio González (Gijón, 1965), autor de dilatada trayectoria artística además de docente e investigadora. Asentado en Sevilla desde hace años, es muy relevante su presencia en el circuito artístico nacional e internacional, con importantes comparecencias monográficas en Berlín, París, Nueva York o Milán, entre otras.

Dionisio González aborda su trabajo en clave multidisciplinar, combinando, como en esta ocasión, la fotografía con el vídeo y el auxilio de la tecnología digital. Su principal motivo de investigación es la ciudad contemporánea, sobre la que reflexiona en forma de imágenes que somete a una profunda reinvención.

La muestra que ahora se presenta está formada por un conjunto de fotografías en color y blanco y negro organizadas en varias series, acompañadas de algunos dibujos, hologramas, maquetas y de una videoproyección, para la cual se ha construido una sala en el patio del Edificio Ampliación. Ninguna de las series ha sido vista hasta ahora en Asturias y alguna de ellas se presenta por vez primera de manera inédita.

La serie Dauphin Island (2011) toma su nombre de la isla estadounidense homónima en la que sitúa una selección de inventadas construcciones casi palafíticas, cuya tradición enlaza con la mismísima cabaña neolítica.

Mientras, en Construir, habitar, existimar (2015), Dionisio González recrea dos iconos del Movimiento Moderno, la casa Celan y la Casa Madelaine, cuya autoría atribuye respectivamente a Marcel Breuer y Erich Mendelsohn, enlazando así ficción y realidad desde el argumento esencial de la arquitectura y dotando a las imágenes resultantes de profundas y emotivas resonancias poéticas.

Las dos propuestas más recientes, Thinking Amsterdam y Thinking Central Park/ Dialectical Landscape (2017) abordan las problemáticas habitacionales generadas por las grandes ciudades. En el primer caso se sitúa en el corazón mismo del enorme parque neoyorquino, que además es redimensionado ahora en una suerte de cárcel urbana. Por último, a través de la videoinstalación titulada Politopofonías (2013) reincide en la relación entre la música, la arquitectura y la poesía.

Esta exposición, que se prolongará hasta el próximo 11 de febrero, vendrá acompañada de distintas actividades, incluida una conferencia el próximo jueves 16 de noviembre a las 19 horas a cargo del crítico Juan Carlos Gea, quien también se ocupará del texto que el Museo incluirá en el folleto que se editará próximamente.