Todas las actividades

Diálogos entre el cine y la pintura (IX)

ciclos de cine

La Obra invitada. Chillida: los cuatro elementos

8 de febrero de 2017, 18:00

15 de febrero de 2017, 18:00

22 de febrero de 2017, 18:00

1 de marzo de 2017, 18:00

Heredero del espíritu de Diálogos entre el cine y la pintura, ciclo que arrancó en 2014, el presente ciclo también tiene como objetivo recorrer algunos de los aspectos que han vehiculado las relaciones entre el cine y las artes, en concreto en este caso entre el cine y la escultura.

La Obra invitada. Chillida: los cuatro elementos

Lo verdadero es inimitable, lo falso intransformable.
Robert Bresson

Desde la época de la Grecia clásica se habla de los cuatro elementos esenciales que componen la vida en la tierra. El trabajo del escultor Eduardo Chillida se nutre notablemente de esos cuatro elementos. Así, por ejemplo, el aire, que traspasa sus peines gigantescos asomados al agua de un mar Cantábrico en continua agitación, y que no cesa de poner banda sonora a la obra del artista. El fuego, que sirve para doblegar la dureza del hierro. Un fuego transformador en las manos del escultor que trata de domar con él la materia, para conseguir la pieza que ha de formar parte del espacio, cuando no ser ella misma el propio espacio.

La tierra se transforma en manos del escultor, manos que erosionan la pieza como si de la fuerza del agua se tratara. Desde sus comienzos, con el yeso y la piedra, hasta sus últimas etapas empleando la tierra cocida, Chillida busca la fusión de su obra con la naturaleza. Por eso utiliza materiales tan primarios como la tierra, que tras haber sido moldeada por el artista, busca integrarse y regresar en equilibrio a formar parte del entorno del que surgió la materia prima.

El agua también dialoga con la obra de Chillida. Un agua inmensa que se pierde en un horizonte que representa el vacío, el límite. Agua que refleja la propia pieza del artista y que la mira frente a frente. Agua del mar que se alía con el viento poniendo sonido esos elementos primarios, revelados por el escultor como obras de arte, que nos abren la mirada a una nueva percepción del espacio y la naturaleza.

La selección de películas que acompaña la presencia de Alrededor del vacío I en el Museo de Bellas Artes de Asturias también está ligada a esos elementos. A través de ella proponemos cuatro viajes a geografías humanas muy diferentes, pero todas ellas determinadas por el territorio que habitan sus protagonistas. Los relatos que presentamos no podrían tener sentido sin el concurso de la fusión del carácter de sus personajes con la naturaleza que les rodea. Ellos encarnan en sí mismos los elementos primarios de la naturaleza, que les ha hecho irremediablemente ser lo que son.

Lugar: salón de actos del Museo Arqueológico de Asturias.

Entrada: libre hasta completar aforo.