Todas las actividades

ciclo-cine

ciclos de cine

Diálogos entre el cine la pintura (XV) – Huellas orientales. El influio de Asia en el cine occidental.

2 de octubre de 2019, 18:00 h

9 de octubre de 2019, 18:00 h

23 de octubre de 2019, 18:00 h

30 de octubre de 2019, 18:00 h

Si nos fijamos un poco en las películas más relevantes de la época dorada de Hollywood inmediatamente apreciaremos la huella europea que llegó a la soleada meca del cine a lo largo de la primera mitad del siglo XX, sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial. Nombres como Billy Wilder, Robert Siodmark, Fritz Lang, Otto Preminger, Max Ophüls, Greta Garbo, Peter Lorre, Alfred Hitchcock o Max Steiner, entre muchos otros, aportaron sus diferentes referencias culturales a la manera de hacer cine en la industria de Estados Unidos.

Sin embargo, esta no es la única gran influencia que ha tenido el cine occidental, los aires provenientes del lejano oriente también han dejado una profunda huella en el cine producido más allá de sus fronteras. Dos grandes nombres llamaron poderosamente la atención en el resto del mundo en la década de los años 50.

Uno es el realizador indio Satyajit Ray, que el año 1956 ganó la Palma de Oro en el festival de Cannes con La canción del camino, un hecho que provocó entonces que muchas miradas se fijaran en las cinematografías de los llamados países periféricos. Curiosamente el cine de Ray mantiene una estrecha ligazón con la corriente neorrealista y con el cine del francés Jean Renoir y supone una de las influencias menos visibles del maestro John Huston. Algo que se repite como una constante es la bidireccionalidad de las influencias entre los cines occidentales y los de oriente.

Otro hecho notable que ayudo a que el cine japonés captara la mirada de los públicos mayoritarios en occidente tiene que ver con el que, probablemente, sea el director más célebre procedente de Asia. En 1951 Akira Kurosawa gana el León de Oro en Festival de Venecia con Rashomon y eso supone la apertura de las pantallas occidentales al cine hecho en oriente. Tanto interés despierta que la siempre voraz industria norteamericana comienza a preparar remakes de películas asiáticas adaptándolas para sus espectadores, uno de los casos más conocidos es el de Los siete samurais transmutado en Los siete magníficos bajo la dirección de John Sturges. La generación del llamado nuevo Hollywood se mostró admiradora del cine asiático y sus influencias son muy notables, sobre todo a través de la figura del guionista y director Paul Schrader, confeso devoto de cineastas tan relevantes en la renovación de los leguajes audiovisuales occidentales como Yasujiro Ozu. Sergio Leone, Jean Renoir o Jean-Pierre Melville son otros nombres europeos felizmente contaminados también por los modos asiáticos durante el pasado siglo. A partir de los años 70 las coproducciones asiáticas, especialmente con Francia, nos brindaron la ocasión de asistir al desarrollo de las cinematografías de países como Vietnam. Ya en el presente siglo nos encontramos con un enorme caudal de referencias que han aterrizado a través de los comics manga, los videojuegos y la música pop. Sin todos ellos no hubieran sido posibles “Star Wars”, “Matrix”, “Kill Bill” o la factoría Pixar, tan cercana a la obra de Hayao Miyazaki. Por no mencionar el curioso concepto de cine negro proveniente de Corea del Sur que continúa marcando a muchos jóvenes cineastas occidentales.

 

 

Lugar: salón de actos del Museo Arqueológico de Asturias.
Entrada: libre hasta completar aforo.