Todas las actividades

Una sesión del ciclo de cine

ciclos de cine

Diálogos entre el cine y la pintura (VIII): del enfoque al raccord

El objetivo del programa “Diálogos entre el cine y la pintura”, iniciado en 2014 y que tiene continuación en este ciclo, es recorrer algunos de los aspectos que han vehiculado las relaciones entre el cine, la pintura y, en esta ocasión, también la fotografía.

22 de junio de 2016, 18:00

29 de junio de 2016, 18:00

6 de julio de 2016, 18:00

13 de julio de 2016, 18:00

20 de julio de 2016, 18:00

El Museo de Bellas Artes de Asturias ha iniciado en 2014 un ciclo de cine, titulado Diálogos entre el cine y la pintura que, coordinado por el director del Museo, Alfonso Palacio, y el experto en Historia y Estética del Cine, Christian Franco, se celebra en el salón de actos del Museo Arqueológico de Asturias, ahora en su octava edición.

Los objetivos del ciclo son recorrer algunos de los aspectos que han vehiculado las relaciones entre el cine y la pintura o, como en este caso, entre cine, pintura y otras artes como la fotografía, así como presentar los diálogos que han auspiciado la realización de algunas de las películas más singulares de la historia del cine.

Del enfoque al raccord

En el principio fue la pintura. No había otro modo de capturar la realidad más que el que propiciaban las artes plásticas. Eso cambió en 1839, cuando la irrupción del daguerrotipo. Un invento que cambió el arte y, también, el conjunto de la sociedad.
La fotografía fue ganando espacio, tanto en el ámbito público como en el privado, hasta adquirir el rango de disciplina artística. Pero la pintura no murió. Encontró nuevos caminos que transitar, nuevos modos de capturar la sociedad.
Con la imagen fijada en plata, quedaba otro territorio por conquistar: el movimiento. En 1895 se presentó el cinematógrafo Lumière, y el mundo se preparó para otra revolución. Había un nuevo jugador en la batalla por capturar la realidad, pero eso no acabó con la pintura ni con la fotografía.
Antes que rivales, las tres disciplinas han sido aliadas, se han conjugado para avanzar, siempre en contacto, siempre cruzándose. El cine, la más joven de las tres artes, ha sido quizás la gran beneficiada de esta triple alianza. Una asociación que ha sido explorada en la vía entre la pintura y el cine, pero que ahora se analiza desde la perspectiva de las relaciones entre la fotografía y el llamado “séptimo arte”.

Entrada: libre hasta completar aforo.
Lugar: salón de actos del Museo Arqueológico de Asturias.